HAZLO TÚ MISMO IV

El Señor me pidió que lo dejase todo, familia, amigos, trabajo, seguridades.. y a cambio.. no me prometió nada, tan sólo un misterio..
Pero eso sí, me aseguró que siempre estaría conmigo. Él me acompañaría siempre, sería mi maestro, mi guía, mi amigo.
Este compromiso era más que suficiente. Pues yo no anhelaba otra cosa en el mundo, más que su eterna compañía.
Y así dio comienzo esta aventura, con un compromiso entre nosotros, Él me guiaría y yo me dejaría llevar.

Hoy Él sigue llamando a sus discípulas y discípulos, para hacerlos uno con Él y continuar su misión.
Él escoge y tú respondes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

HAZLO TÚ MISMO III

HAZLO TÚ MISMO II